Formas de garantizar la seguridad de los niños cuando están en la piscina

Si tiene piscina en casa

Tener una piscina, estanque, jacuzzi o bañera de agua caliente en su propiedad es una gran responsabilidad en lo que a cuestiones de seguridad se refiere, publicó kidshealth.org

Las bañeras de agua caliente pueden ser sumamente relajantes para los adultos, pero los niños pueden calentarse a niveles peligrosos e incluso se pueden ahogar, de modo que es mejor que no permita que las utilicen. Tener una reja (que rodee directamente la piscina, bañera o jacuzzi) entre el agua y su casa es la mejor inversión que puede hacer para prevenir posibles ahogamientos.

Según la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (Consumer Product Safety Commission o CPSC,) de EE.UU., las rejas deben cumplir los siguientes requisitos de seguridad:

  • La reja debe medir por lo menos 122 cm (4 pies) de alto y carecer de base o pasamanos a los que los niños se podrían trepar.
  • Las barras o tablillas de la reja deben distar entre sí menos de 10,15 cm (4 pulgadas) para que los niños no se puedan meter por los huecos o, si se trata de uno alambrado de tela metálica, las aberturas no deben superar los 4,45 cm (1,75 pulgadas).
  • La reja debe cerrarse automáticamente y el pestillo o cierre de seguridad debe estar fuera del alcance de los niños.

Existen otros dispositivos de seguridad para piscinas, como las cubiertas y las alarmas, aunque no se ha demostrado su eficacia para evitar los ahogamientos de niños muy pequeños, de modo que las rejas de seguridad siguen siendo la mejor medida de protección.